domingo, 27 de noviembre de 2016

El plátano. Sus beneficios y perjuicios para nuestra salud.


El plátano es una de las frutas de mayor consumo a nivel mundial. Es fácil de llevar, no se oxida se pela rápida y fácilmente, está muy bueno y es limpio al comerlo.

Se cultiva en múltiples países pero, como nuestro plátano canario... NINGUNO!!! Tanto por su calidad, como por su sabor.


Plátano. Valores nutricionales.

Un plátano de tamaño medio (unos 126 gramos) contiene 110 calorías, 30 gramos de hidratos de carbono, 3 gramos de fibra y 1 gramo de proteína. No contiene ni grasas, ni colesterol, ni sodio, tres nutrientes poco recomendables...

Las vitaminas y minerales que nos aporta son muchas y muy interesantes. En el plátano encontramos potasio y magnesio como destacados, pero además nos aporta manganeso, hierro, folato, vitaminas B6, C, A, riboflavina y niacina.

Plátano. Beneficios para nuestra salud.
El plátano es uno de los alimentos que más beneficios nos reporta. Entre los más destacados están:


Presión arterial.

Mantener una dieta baja en sodio es básica para disminuir la presión arterial. Además, incrementar la ingesta de potasio es igual de importante por sus efectos vasodilatadores. La cantidad de potasio diaria recomendada de 4700 mg se alcanza muy raramente y para ayudarnos, un plátano de tamaño medio nos aporta 450 mg de este mineral.
Por si no fuera suficiente, una dieta alta en potasio reduce el riesgo de morir en un 20%. Así que suponiendo que todos los que estáis leyendo este post estáis vivos, sería buena idea comenzar a comer plátano.


Asma.
Un estudio realizado por el Imperial College of London concluyó indicando que los niños que comen al menos un plátano al día reducen la probabilidad de desarrollar asma en un 34%.


Cáncer.
Consumir plátano y naranja (natural o en zumo) en los dos primeros años de vida de nuestros bebés puede reducir el riesgo de que nuestros pequeños desarrollen leucemia. El plátano es una importante fuente de vitamina C aportándonos 9 mg en uno de tamaño medio. De esta forma pueden combatir la formación de radicales libres que podrían provocar cáncer. Además, la ingesta de frutas con alto contenido en fibra como el plátano se asocian con la disminución de casos de cáncer colorectal.


Salud cardíaca.
La fibra, potasio (450 mg), vitamina C y B6 (0.5 mg) presentes en el plátano ayudan a nuestro corazón. Un incremento de potasio en nuestra dieta complementado con una disminución de sodio es la mejor prevención para posibles enfermedades cardíacas. 
Además las dietas altas en potasio se relacionan con la disminución de casos de derrame cerebral, protección contra la pérdida de masa muscular, conservación de la densidad ósea y la reducción de formación de piedras en nuestros riñones.


Diabetes.
Varios estudios han demostrado que las personas con diabetes 
tipo-1 que consumen alimentos ricos en fibra han disminuido sus niveles de glucosa y que aquellos con diabetes tipo-2 han mejorado sus niveles de azúcar en sangre, lípidos e insulina.


Diarrea.
Los alimentos blandos como el puré de manzana o de plátano son un buen tratamiento para casos de diarrea. Además en estos casos se pierden electrolitos como el potasio en grandes cantidades. El plátano nos ayudará mejorando nuestra regularidad intestinal y llenando nuestros depósitos de potasio.


Memoria.
El plátano contiene triptófano, un aminoácido que varios estudios han demostrado que juega en papel fundamental para conservar nuestra buena memoria. Además, esta misma sustancia nos ayuda a mejorar nuestro estado de ánimo. ¿Se le puede pedir más a un plátano?

La primera opción para tomar plátano es más que conocida. El plátano está disponible durante todo el año.



Plátano. Cómo añadirlo a nuestra dieta. y tan solo hay que retirar su piel y disfrutar de su consumo.


El plátano es muy resistente y, aunque la piel se madure, el contenido puede estar en perfecto estado. Por si no conocéis el truco, si queréis acelerar la maduración del plátano podéis envolverlo y dejarlo a temperatura ambiente y, si deseáis retrasarla, tan solo debéis dejarlo en el frigorífico.



El plátano puede utilizarse en puré para sustituir al aceite o la mantequilla en alimentos como magdalenas, galletas o tartas. Os sorprenderéis con su aroma y sabor.



Si sois amantes de helados o batidos, un plátano congelado puede aportar un toque diferente y original tanto por presencia como por sabor.
  Y para los tradicionales del desayuno, podéis añadir una plátano troceado a vuestro tazón de leche con cereales. Si os levantáis con el tiempo justo, siempre tenéis la posibilidad de llevar un plátano al trabajo o a la escuela. Es lo bueno de tener un alimento con envase incorporado.

Plátano. Riesgos y precauciones.
Además de las alergias alimentarias provocadas por el consumo de esta fruta, los únicos peligros del consumo de plátano vienen también provocados por su mayor beneficio: su cantidad en potasio.
Debemos vigilar especialmente la presencia de plátano en nuestra dieta si nos estamos tratando con medicamentos que incrementen los niveles de potasio en sangre como por ejemplo los betabloqueantes utilizados en problemas cardíacos.
Además, las dietas altas en potasio pueden ser perjudiciales para aquellos con problemas renales. Incluso podría ser fatal si tus riñones no pueden eliminar el exceso de potasio en la sangre.

Con un pequeño control en nuestra salud, podemos disfrutar sin ningún miedo de una de las mejores y más abundantes frutas de nuestro planeta. 


Gracias y salu2.

martes, 22 de noviembre de 2016

Principales ventajas e inconvenientes de las frutas.




Como todo en esta vida, las frutas y verduras tienen un "lado oscuro", si bien es cierto que su lado saludable es tremendamente superior al lado perjudicial, hoy intentaré arrojar algo de luz sobre este asunto.


                                    

Desde que somos muy jóvenes se nos enseña y educa en la idea de que comer fruta es muy beneficioso, y así es, pero no se suele hablar de los perjuicios que pueden acarrearnos. Siempre se dice que las frutas son beneficiosas a cualquier hora del día, pero ni todas las frutas son iguales, ni  tampoco todos los organismos/metabolismos lo son.

A veces por enfermedades, por intolerancia o por alergias algunas frutas pueden no estar siendo tan beneficiosas como creemos, pudiendo incluso, en algún caso concreto ser perjudicial. Si bien debemos reconocer que los beneficios de la fruta son inmensamente superiores a sus perjuicios y, desde luego muy superiores en beneficios a las "meriendas o snacks fáciles", bollería, alimentos procesados, etc... 

La mejor hora para el consumo de la mayoría de las frutas es durante el día, pues por la noche pueden ocasionar estreñimiento o malestar. Sobre todo si se trata de frutas "pesadas" o con alto poder calórico. 

Hay frutas muy azucaradas ricas en hidratos de carbono, como el mango o la chirimoya. Su consumo diario puede llegar a engordar. Lo importante es saber equilibrar las raciones y el tipo de frutas en determinados horarios.

                                           


 El consumo ideal debería ser de cuatro a cinco raciones al día, hasta aquí estaremos todos de acuerdo y es mundialmente reconocido.


Veamos sus ventajas e inconvenientes:

Beneficios. 

Las frutas deben ser consideradas como grandes "cuidadoras" para la salud, por los nutrientes que contienen y nos aportan. Sus aportes nutricionales se realizan sin alterar ni modificar la composición de los mismos mediante procesos químicos, mecánicos, ni térmicos. La cocción de las frutas, por ejemplo compotas, no alteran la composición nutricional de las mismas, a menos que se añadamos azúcares u otros productos.

La ingestión de frutas realizada unos veinte minutos antes de las comidas hacen que nuestro apetito disminuya a causa de la cantidad de fibra y líquido que nos aportan, además al ser un alimento no procesado, prepara a nuestro aparato digestivo para la ingestión de otros alimentos más complejos y preparados, facilitando así la digestión de los mismos. Del mismo modo y por el mismo motivo la ingestión de frutas y verduras crudas nos servirán como saciante entre horas y aporte de nutrientes de calidad.


Las defensas de nuestro organismo, debido al bajo contenido calórico, alto contenido mineral y el importante aporte de líquido que realiza a nuestro organismo se ven también muy beneficiadas por la ingestión de frutas y verduras, sobre todo si se coman crudas.


En la piel de las frutas se encuentran una gran cantidad de vitaminas que perderemos al pelarlas, por lo que, siempre que sea posible es aconsejable consumirlas enteras, excepto las peras. esta fruta tiene una piel porosa que retiene pesticidas y otros productos poco recomendables. Además el comer la fruta "a mordiscos" es un buen trabajo para nuestra dentadura la cual con este simple acto, se mantiene fuerte por la fuerza que deben hacer para "romper" las piezas de fruta.



Perjuicios.

Las frutas ácidas como los son cítricos, si se consumen en exceso, pueden perjudicar el estómago y la dentadura. Los limones y pomelos manchan y atacan el esmalte si tras su consumo no se realiza una adecuada limpieza dentaria. Una forma de minimizar esto es realizar el consumo de las frutas de este tipo mediante zumos, aunque de esta forma se pierde parte de la fibra.




Las naranjas ácidas pueden provocar problemas mediante el periodo menstrual, o si se padecen  enfermedades crónicas del estómago, estrechez uretral, hipersensibilidad nerviosa, debilidad extrema o estreñimiento en personas débiles. Las personas de estómago delicado deben utilizar estas naranjas con mucha moderación o incluso, si es posible, evitarlas en su totalidad.

Estreñimiento y diarrea. Los plátanos si no están completamente maduros son perjudiciales, especialmente para los niños, porque ocasionan sequedad de vientre. Si se consumen de noche al igual que el melón, pueden ser perjudiciales para la digestión. 

En cualquier caso la fruta siempre, SIEMPRE, a de lavarse bien y de forma concienzuda o, si no es posible, pelarla.


En el enlace adjunto del supermercado "Eroski" podéis comprobar el valor nutricional de cada fruta, sus propiedades y otras muchas curiosidades respecto a ellas: http://frutas.consumer.es/


Gracias y salu2.





jueves, 17 de noviembre de 2016

CORRER CON MÚSICA / CORRER SIN MÚSICA: VENTAJAS Y DESVENTAJAS.


Al igual que en todas las actividades, ya sean físicas, mentales, cotidianas o extraordinarias, en el running existe una gran diversidad de personas y estilos. Por lo que no existen las verdades o razones absolutas, cada persona es única y, de igual manera, lo que a uno le va bien, no tiene por que irle bien al de al lado.

A la hora de salir a correr, hay corredores de todo tipo, y entre ellos, aquellos que corren con música y aquellos que lo hacen sin ella.

Os cuento mi opinión personal respecto a los beneficios y desventajas que, personalmente, creo que tiene cada una de estas opciones. Luego que cada uno decida acorde a sus hábitos, resultados y/o gustos.



CORRER CON MÚSICA:

VENTAJAS

Entre las ventajas de correr con música podemos nombrar:

- Puede hacer mas agradable un entrenamiento duro y nos da la posibilidad de que nuestra cabeza esté en otro lado en los momentos de cansancio y/o dolor.

- Puede generar sensación de compañía y placer para quienes corren solos.

- Estudios han sugerido que correr escuchando música podría hacer que corramos mas rápido, en función del tipo o ritmo de música que estemos escuchando.

- Investigaciones sugieren que incluir música durante el calentamiento antes de una competencia podría generar un significativo aumento en el rendimiento deportivo.




DESVENTAJAS

Al igual que ventajas, correr con música puede generar algunos inconvenientes:

- Puede distraernos y hacernos mas proclives a sufrir con algunos de los peligros de correr en las calles como el tráfico, perros, peatones, etc...

- Puede afectar la percepción de la velocidad a la que corremos haciéndonos perder "sensaciones" reales.

- Generar dependencia y molestarnos mientras corremos (sobre todo aquellos que no saben donde llevar el aparato musical).

- A la hora de "entrenamientos de calidad" puede hacer que desvirtuemos la técnica de carrera al estar nuestro atención y cerebro pendientes de la música y no del entrenamiento.





CORRER SIN MÚSICA:

VENTAJAS.

Entre las ventajas de correr sin escuchar música, debemos señalar:

- Menos distracciones y mayor atención en el camino a todo lo que nos rodea.

- Mayor atención a la respiración; mientras escuchamos música es casi imposible prestar una verdadera atención a la respiración que llevamos, pues nuestro cerebro está en "otras cosas".

- Mayor atención a nuestra cadencia e impactos (escuchar el ruido que hacemos en cada pisada es una gran manera de determinar que tan suave o fuerte estamos impactando con el suelo en cada zancada) de esta manera podremos adecuar el ritmo o la longitud de nuestra zancada.

- Mayor control y percepción de la velocidad a la que corremos, aportándonos un mayor control sobre nuestras acciones.




DESVENTAJAS.

-Si se está acostumbrado a correr con música y nos falta puede hacernos un entrenamiento más largo o pesado al carecer de música que nos "acompañe".

- Si se es un corredor principiante o si los entrenamientos son muy duros, y no se está acostumbrado a manejar la "incomodidad" o sensaciones que el running puede generar, no tener música puede hacer que te sea mas fácil abandonar un entrenamiento.






RESUMEN:

En el deporte como, generalmente en todo en la vida, los extremos no suelen ser buenos y pueden generarnos mas problemas que soluciones, por ello y para evitar "dependencia" de una u otra forma de entrenar creo que lo más adecuado puede ser alternar el uso y el no uso de la música en las sesiones de entrenamiento.

Incorporar variedad en los entrenamientos es fundamental y otra forma de hacerlo es "jugando" con el uso o no, del aparato de música. Cuando llevemos u tiempo probando nuestra práctica y conocimiento nos dirá cuando y cuando no debemos utilizar la música como compañera de entrenamiento.

En ningún caso recomiendo su uso en sesiones de técnica de carrera o en trabajos específicos de asimilación.


 Gracias y salu2.

domingo, 13 de noviembre de 2016

Como limpiar las zapatillas de correr.

Partamos de la base de que las zapatillas de entrenamiento o de competición, no son para salir a tomar "copas" por lo que aunque estén un poco sucias, no pasa nada, es normal que tengan polvo o algo de suciedad del uso, pero tampoco es plan llevarlas en modo "barrizal". Si hay más tierra o barro en tus zapatillas que en tus macetas, vamos a ver como limpiarlas.

Correr con lluvia puede hacer que tus zapatillas se ensucien con rapidez, máxime si corremos por caminos, tierra o campo a través. Pero unos minutos de limpieza pueden recuperar su aspecto original y es muy rápido, además de fácil.



Vamos al lío:

1. Si es posible, retira las plantillas y lávalas por separado.


2. La suciedad de la superficie se puede limpiar con un cepillo de dientes, un poco de agua caliente y jabón anti grasa, lavavajillas es perfecto por la grasa o aceite, principalmente si se usan en carretera, por que los vehículos siempre dejan algo en el asfalto.



3. Deja que se sequen de manera natural, "al aire"; no pongas las zapatillas en el radiador pues el calor directo deforma la estructura de la zapatilla perjudicando, y mucho, las características de las mismas. Para acelerar el proceso puedes rellenarlas de papel de periódico que resulta muy absorbente y no es perjudicial. Unas zapatillas tardan, aproximadamente, unas doce horas en secarse.



Unas zapatillas sucias pueden parecer muy desgastadas, mucho más de lo que realmente están, por lo que no nos debemos fiar sólo de la imagen, si no que, principalmente, debemos fijarnos en el desgaste de la suela, el "EVA" y otras partes, tal y como he comentado en algún "post" específico al respecto.


Gracias y salu2.