lunes, 30 de mayo de 2016

Expertos médicos y nutricionistas recomiendan la ingesta, moderada, de cerveza en deportistas.

La ingesta moderada de cerveza tras el ejercicio físico favorece la rehidratación de los deportistas, sin perjudicar sus capacidades psicocognitivas, según recientes investigaciones elaboradas por nutricionistas, que recomiendan incluir esta bebida en la dieta diaria de los atletas.

Las conclusiones de estos estudios científicos fueron expuestos en el marco del simposio "Cerveza, Deporte y Salud" celebrado en la Facultad de Medicina de la Universidad de Granada, donde se aludió a las propiedades antioxidantes de esta bebida que, a su vez, resulta favorable para el sistema cardiovascular. En rueda de prensa, el cardiólogo y ex base de la selección española de baloncesto y del Real Madrid Juan Antonio Corbalán aseguró que la cerveza tiene un perfil "excelente" para conseguir una hidratación eficaz del organismo tras el ejercicio físico.
Corbalán destacó que el bajo contenido alcohólico de esta bebida es "absolutamente compatible" con el rendimiento deportivo de alto nivel, "siempre que se tenga en cuenta que la cantidad de cerveza ingerida sea adecuada a la capacidad de metabolizar el alcohol" y aludió a la necesidad de eliminar determinados tabúes respecto al zumo de cebada, "la primera bebida para el deportista después del agua", afirmó, ni más ni menos.


El catedrático de Fisiología Médica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Granada Manuel Castillo Garzón indicó que, según sus investigaciones, la ingesta moderada de cerveza no empeora las capacidades psicocognitivas de los deportistas, ya que no provoca la pérdida de campo de visión, ni implica un mayor número de errores. Añadió que su consumo aumenta la tolerancia al esfuerzo físico y reduce el estrés que supone hacer ejercicio en condiciones extremas. Para llegar a estas conclusiones, Garzón evaluó las capacidades cognitivas y locomotoras de un grupo de jóvenes que de forma aleatoria bebieron cerveza o agua después de hacer deporte en una habitación a 40 grados de temperatura, situación que favorecía la deshidratación.

El experto analizó las capacidades de los jóvenes antes y una hora y media después del ejercicio, para lo que usó el Vienan T System -utilizado para medir la reacción de los pilotos de aviones caza a determinados estímulos-, un experimento que le ha permitido avalar los beneficios del consumo moderado de cerveza para los deportistas.
Respecto al mito de que la cerveza engorda, está totalmente demostrado que es un error esta creencia, la ingesta moderada de alcohol no va, en absoluto, unida a la ganancia de peso, más bien al contrario, debido  a su alta capacidad diurética. Según los expertos la ganancia de peso que se suele asociar a la cerveza es, en realidad, a causa de las "tapas" o raciones que, a menudo, acompañan a esta bebida. Al provenir de cereales nos aporta sales minerales, entre otros nutrientes.


Debemos también mencionar que el alcohol que contiene la cerveza al ser fermentado y no destilado contiene menos calorías y es fácilmente eliminado por el organismo.
De la misma forma la cerveza sirve como nexo (léase excusa) para quedar con los amigos y disfrutar de unos buenos ratos en su compañía. Y si es después de entrenar o de competir, mejor, pues no hay nada mejor para comentar lo ocurrido durante un entrenamiento o carrera con los amigos que hacerlo con una cerveza bien fría. Pero ojo... UNA O DOS!!! No más!!! 


Gracias y salu2.

jueves, 26 de mayo de 2016

Cuando debemos cambiar las zapatillas de correr.

Un corredor no es nada sin unas buenas zapatillas que le permitan hacer kilómetros. Por desgracia, estas no duran eternamente y de vez en cuando hay que renovarlas. Hoy os voy a decir qué cosas miro yo para saber si tengo que cambiar de zapatillas.



  • Kilometraje: si lleváis un diario de entrenamiento, podéis ir viendo cuántos kilómetros se han tragado vuestras zapatillas. Normalmente unas zapatillas con 800 kilómetros han sufrido ya una pérdida de sus cualidades y con más de mil kilómetros ya están para cambiarlas. Yo suelo aguantar mil doscientos como mucho, alternándolas con otro, u otros dos pares de zapatillas y usando las más gastadas para entrenamientos más cortos. Si no llevas la cuenta de los kilómetros, hazte a la idea que si sales 3-4 veces por semana, al cabo de un año, como mucho, hay que renovar.


  • Grietas o estrías: cuando en la zona de la mediasuela observamos pequeñas grietas o estrías, es señal de que la zapatilla ha perdido sus propiedades de amortiguación, así que sus días están contados.


  • Vista desde atrás: pon tus zapatillas encima de una mesa y míralas a su altura desde el talón. Si están volcadas o la suela cede hacia algún lado, puede que ya sea hora de cambiarlas. Muchas veces, como pisamos diferente con uno y otro pie, podemos notar como la posición de una y otra varían.


  • Plantillas rotas: aunque no siempre es sinónimo de zapatilla gastada, saca la plantilla y mírala por debajo. Si por algunas zonas, sobre todo la puntera, están rotas o apenas tienen grosor, es señal de que han soportado muchos kilómetros.


  • Dolores "extraños": un día de repente y sin venir a cuento, comienzan a aparecer dolores "extraños" en el talón, tarso o incluso en los músculos. Muchas veces son las zapatillas gastadas las que hacen que aparezcan esos dolores, al ser la pisada más traumática cuando nos quedamos sin amortiguación.


  • Aunque son muchos puntos y cosas que mirar, para mí lo más importante es el kilometraje. Aunque las zapatillas tengan buen aspecto, si tienen más de mil kilómetros, para mí es suficiente. Mil kilómetros son muchas pisadas una tras otra, es evidente que la zapatilla no tendrá las mismas propiedades que el primer día.
    También debemos tener en cuenta que si alternamos dos o tres pares zapatillas prolongaremos su vida útil al darle más tiempo a las zapatillas para recuperar se entre una sesión y otra, puede sonar raro, pero los materiales con que se fabrican las zapatillas se fatigan y necesitan recuperarse.

    Gracias y salu2.

    lunes, 9 de mayo de 2016

    Beneficios psicológicos de la carrera.



    Sabes los grandes beneficios psicológicos que la carrera puede aportarte??

    Esto se debe a que correr se ocupa de la salud mental, al igual que el propio bienestar físico. Aquí te presentamos siete razones por el que debes incluir este ejercicio en tu vida diaria.



    1. Reduce el estrés y ansiedad.

     Los corredores son conocidos por ser menos estresados y más capaces de lidiar con sus factores de tensión con eficacia. Esto se atribuye al hecho de que refresca la gestión de sus pensamientos, mantiene sus mentes libres de preocupaciones y les da tiempo para pensar, reflexionar y concentrarse.
    Diversas investigaciones médicas, afirman que correr es más eficiente en el tratamiento de la ansiedad que los medicamentos.






    2. Mejora tu estado anímico.
     Cuando te ejercitas, el cuerpo produce una sustancia llamada endorfina (morfina endógena) que crea un sentido diferente a la euforia. Este estado de euforia provoca que las personas estén de buen humor, sean más felices y se sientan mejor.
    Esto ocasiona una aparente adicción a correr: Como están eufóricos, los corredores siguen corriendo cada vez que pueden, pero recuerda que ninguna actividad puede convertirse en una obsesión o adicción. Te mantiene alerta.




    3. Mejora la confianza.
     Terminar una carrera o completar una distancia de destino aumenta la confianza de los corredores. Esto es especialmente cierto en las personas naturalmente competitivas que regularmente se inscriben en maratones y otros eventos de carreras.
    La confianza aumenta en las personas que han perdido notablemente peso y están más tonificadas y con músculos firmes por medio del atletismo.






    4. Combate la adicción.
    Correr es un tranquilizante natural, por lo que los terapeutas lo recomiendan a quienes están luchando con una adicción. Al correr, los pacientes se hacen mentalmente más fuertes para resistir el impulso de alcohol, drogas o cualquier sustancia a la que sean adictos.



    5. Desarrolla la agudeza mental y la concentración.

    Debido a que correr mantiene la mente en el “ahora”, la mente se entrena para enfocar y concentrarse.
    Correr alivia la fatiga mental, agudiza la memoria, y mejora la resistencia emocional. Los corredores, en efecto, tienen una mejor capacidad para resolver problemas y están más alerta.Combate la depresión.
     6. Alivia la depresión.
     Correr es de mucho éxito en el tratamiento de la depresión clínica. El acto de ejercitarse, de acuerdo con los terapeutas, sirve como una psicoterapia, lo que da a los pacientes su propio espacio para conectarse con su yo mejor.
    Aparte de la depresión, los médicos también encuentran en el ejercicio un tratamiento efectivo para las personas con otros tipos de trastornos psicológicos.




    7. Mejora la coordinación.
     La coordinación de la mente y el cuerpo mejoran con el ejercicio regular.
    Al igual que los otros beneficios psicológicos de correr, se mejora la coordinación entre mente y cuerpo, lo cual es importante en tus actividades diarias.

    Gracias y salu2.



    domingo, 8 de mayo de 2016

    A que edad deben/pueden empezar los niños a practicar deporte.

    Hoy hablando con un amigo me ha hecho una pregunta que a suscitado esta entrada del blog. Me ha preguntado a que edad debería inscribir a sus hijos en algún tema deportivo. Pues bien, mi opinión, es la siguiente.

    No hay una edad concreta a la que los niños deban empezar a practicar algún deporte. Todo dependerá de la capacidad motriz y la coordinación que tenga el niño, cada niño es diferente en su desarrollo y aptitudes. No obstante, es aconsejable, en el caso de los niños muy pequeños, que primero hagan clases de psicomotricidad - recomendables a partir de los 2 años - para que empiecen a desarrollar sus capacidades motrices, que jueguen y vean el deporte como tal, como un juego, sin presiones, sin exigencias, sin más objetivo que divertirse y formarse.

    Niño preparado para hacer deporte

    A partir del primer año o cuando el niño empiece a caminar sin la ayuda de sus padres, el propio niño empezará a moverse de acuerdo con sus capacidades motoras, es decir, acorde a su fuerza, coordinación, resistencia y flexibilidad. Poco a poco, el niño logrará más movimientos de forma autónoma a través de los juegos. A los 3 años, aproximadamente, puede ser capaz de saltar, tirar y recoger, andar en triciclo y correr. Ya de los 4 a los 6 años de edad, tendrá un desarrollo motor más avanzado e incluso puede que consiga jugar al balón, saltar con solo un pie, montar en bicicleta, y mover una pelota con los pies.

    A partir de los 6 ó 7 años el niño ya está físicamente preparado para hacer deporte. Lo ideal es que practiquen algo de deporte en el colegio, algún polideportivo o con sus padres y amigos en parques o en el campo. A partir de los 7 u 8 años, su capacidad de aprendizaje y entrenamiento cada vez es mayor y progresan a pasos agigantados. Normalmente, los niños de esta edad, poseen muchas habilidades y velocidad.
    A los 8 o 9 años, los niños ya pueden realizar minideportes que exijan saltos, carreras, etc. A los 10 años, ya podrán participar de equipos deportivos, ya que controlan y siguen las reglas y las normas, y además, poseen más resistencia y dominio sobre su propio cuerpo. De 13 a 15 años, cuando están en la etapa de la pubertad, los niños gozan de un momento en el que hay una gran actividad física (gran madurez motora), pero es también cuando se produce un mayor abandono de la actividad deportiva. En esta etapa empezarán a sentirse más fuertes, más valorados frente a los demás y controlarán más sus emociones. Es muy importante que los padres, si es posible, también realicen algún tipo de deporte para que los hijos les tomen como ejemplo.

    Por lo general, los hijos de padres sedentarios, son sedentarios. Y, es que, el hábito deportivo tiene que construirse día a día con la participación de toda la familia y amistades. 

    Pero sobre todo y quiero hacer especial hincapié en esto, los niños deben jugar, disfrutar de los juegos y/o del deporte, pero además de un deporte que a ellos les "llame" si no, es cuestión de tiempo que lo dejen , les aburra o hastíe. 
    Tampoco deben nunca sentirse frustrados en ningún caso por no alcanzar las expectativas que los padres u otros adultos tengamos con ellos, con la consiguiente presión que les metemos. Si alguien quiere un campeón del mundo en su casa, o una superestrella, que empiece a entrenar él para serlo, que respete el normal desarrollo de los niños y su "maduración" temporal adecuada. Sin gritos, sin exigencias desmesuradas, sin reproches, sin menosprecios, son niños... sólo niños y, como a tales, debemos tratarles.

    Gracias y salu2.

    miércoles, 4 de mayo de 2016

    Beneficios y contraindicaciones del triatlón.





    Beneficios del triatlón.


    A la hora de elegir un deporte, muchas personas ven en el triatlón uno de los más completos y con los que mejor forma física se puede conseguir, puesto que se nutre del trabajo de tres modalidades deportivas diferentes entre sí, la natación, el ciclismo y la carrera a pie, aunque con el punto en común de ser todas ellas actividades aeróbicas.


    Precisamente, el hecho de que el triatlón sea un cúmulo de ejercicios aeróbicos hace que con su práctica se pueda controlar bien el peso corporal, puesto que se queman muchas calorías, siempre y cuando las sesiones de entrenamiento estén bien planteadas y sean adecuadas a nuestras capacidades y estado de forma. Además, este deporte sirve para activar el metabolismo en mayor cantidad que otros, lo que provocará un mayor consumo energético, incluso en situaciones de reposo, pues tras finalizar los entrenamientos, si estos se realizan de forma correcta el metabolismo seguirá activo durante un tiempo, lo cual será muy útil si nuestro objetivo es bajar peso.



    Por su parte, el triatlón hace trabajar al corazón y, por lo tanto, cuida la salud cardiovascular y cerebrovascular, así como ayuda a prevenir enfermedades como la diabetes tipo 2, la artritis o la osteoporosis. Y es que es un ejercicio de resistencia, que ayuda a mejorar la capacidad pulmonar y aumentar las cavidades cardíacas, pulmonares y la cantidad de sangre en el torrente sanguíneo, facilitando la irrigación integral de todo el organismo.


    En la faceta puramente osteomuscular, al reunir el triatlón las tres disciplinas deportivas antes mencionadas, favorece la armonía corporal, evita los desequilibrios entre diferentes zonas musculares al realizar el trabajo de forma íntegra y total, pues el trabajo se distribuye en los tres segmentos por todo el cuerpo, dorsales, tren inferior, tren superior, abdominales/lumbares, etc... Analizándolo fríamente, el triatlón es el deporte por excelencia para trabajar la totalidad del cuerpo humano.

    Asimismo, la práctica de triatlón ayuda a luchar contra el estrés y la ansiedad, porque con él se libera adrenalina y endorfinas.


    Contraindicaciones del triatlón

    A pesar de sus múltiples beneficios, el triatlón no es un deporte fácil. 

    Apto para todo el mundo?? 

    Bueno, pues salvo enfermedad que lo contraindique, el triatlón puede ser practicado por casi todo el mundo, si bien se debe ser consciente del reto que se va  a afrontar y del estado de forma del deportista en cuestión. Y es que no debemos olvidar que se trata de una actividad física muy exigente, por lo que tenemos que comenzar a practicarlo progresivamente y siendo conscientes de nuestra condición física de base.

    Asimismo, esta dureza hace que, en principio, esté contraindicado para personas que hayan sufrido accidentes cardiovasculares debido a la alta frecuencia cardíaca a la que llega el corazón con su práctica y a la duración del esfuerzo en cuestión. Sin embargo, será el médico especialista quien, mediante una prueba de esfuerzo, determine si se puede practicar o no, y a qué ritmo.




    Gracias y salu2.