miércoles, 31 de mayo de 2017

Elaboración casera de bebidas isotónicas.



Como elaborar tu propia bebida isotónica casera: Para de este modo conseguir aumentar las reservas de minerales y de glucosa y reponer todo lo que se pierde durante el esfuerzo a través del sudor, ¡y ahorrar dinero!


Es importante el valor energético y la proveniencia de esa energía, pues si excedemos del 10% de energía "azucarada" dificultaremos el vaciado gástrico, propiciando problemas estomacales, por el contrario si ese porcentaje es inferior al 5%, el aporte que recibiremos será insuficiente.

Base líquida

El agua es la base de cualquier bebida isotónica ya que es uno de los mejores reconstituyentes para las personas que realizan ejercicio físico, ala vez que es la parte fundamental de nuestra composición corporal y está presente en, absolutamente, todas nuestras funciones vitales, aunque podemos usar como base té verde, o rojo en función del objetivo que persigamos y el gusto por uno u otro sabor.

Zumo natural

Lo ideal es exprimir el zumo de dos limones, dos pomelos o de dos naranjas y verterlo en la mezcla. No olvides que, aunque sea una bebida reconstituyente, también debe tener sabor. El zumo de fruta es mejor que sea de origen natural, de esta forma te asegurarás de mantener tu salud en perfectas condiciones y aportar vitaminas, a la vez que le das tu sabor preferido a la bebida.

Añade unas cucharaditas

Echa en la mezcla una cucharadita de sal marina sin refinar, de este modo cubrirás tus necesidades de yodo. Además, echa otra de bicarbonato sódico y, por último, dos de azúcar.

El sodio, el potasio y el calcio también mejoran el sabor de las bebidas, pero simplemente con los ingredientes anteriormente mencionados dispondrás de tu propia bebida isotónica, sana y barata, aunque un poco básica, es suficiente, si bien es obvio que se puede completar con otros minerales, con estos cubrirás tus necesidades .

Receta nº1
1 litro de agua.
450 mg de bicarbonato sódico.
450 mg de sal.
2 cucharadas de azúcar.
El zumo de dos pomelos.

Receta nº2
1 litro de agua.
50 gramos de azúcar.
1 cucharadita de bicarbonato de sodio.
1 cucharadita de sal.
El zumo de dos naranjas.

Receta nº3
1 litro de agua.
2 cucharadas de miel.
1 cucharada de sal marina.
1 cucharada de bicarbonato de sodio.
El zumo de 1 o 2 limones.

Receta nº4

½ Litro de agua.
1 cucharada de levadura de cerveza.
1 cucharada de germen de trigo.
2 cucharadas de miel.
1 cucharada de polvo de guaraná.

La receta número cuatro es además, un poco estimulante a causa del guaraná.

No olvides mezclar bien todo el contenido con una licuadora para evitar grumos y facilitar la disolución de todos los ingredientes.




Gracias y salu2.

lunes, 29 de mayo de 2017

Diferentes tipos de bebidas hidratantes. Hipotónicas, isotónicas e hipertónicas.

Prácticamente todas las personas que practicamos deporte, cualquier deporte, ingerimos de manera habitual, algún tipo de bebida hidratante, generalmente isotónicas. Pero... ¿conocemos el tipo de bebidas que existen y cuando se deben consumir?


El término isotónico hace referencia a la concentración de electrolitos que contiene la bebida, pero debemos saber que existen más bebidas enfocadas al ámbito deportivo con diferente concentración de estas sales, estas son las hipotónicas y las hipertónicas y, cada una de ellas tiene una función y características específicas.


¿Cuál es la diferencia entre una bebida isotónica, hipotónica e hipertónica?

Bebidas hipotónicas: Son aquellas que contienen una concentración de sales menor que la de nuestro medio interno. La concentración de electrolitos en estas bebidas es menor que la de nuestras células y lo que producen es una hidratación de nuestro medio intracelular.
Son adecuadas para ejercicios de intensidad baja en los que se produce poca sudoración, ya que se van a perder muy pocos líquidos y electrolitos, y además no vamos a necesitar aportar carbohidratos. También son adecuadas para tomarlas antes y después de una actividad física exigente para hidratarnos previamente, y recuperar líquidos al terminar. Compensan más las pérdidas de agua que las pérdidas de electrolitos. Nutricionalmente aportan muy poco y caloricamente mucho menos.
Un ejemplo de bebida hipotónica es el agua o cualquiera cuyo contenido en azúcar sea menor de 4 gramos por cada 100 ml y posea una presión osmótica baja. Son las que mejor aplacan la sensación de sed.

Bebidas isotónicas: Son aquellas bebidas en las que la concentración de sales es la misma que la de nuestro medio interno, por lo tanto, la concentración de electrolitos es similar a la de nuestras células. Al beberlas mientras estamos practicando deporte restablecemos las pérdidas de minerales que se producen a través del sudor y además mantenemos hidratado el organismo.
Las bebidas isotónicas se recomiendas para actividades deportivas que superan la hora de duración y en las que suda de manera notable. El contenido en azúcar oscila entre los 4 y los 8 gramos por cada 100 ml.

Bebidas hipertónicas: Son aquellas cuya concentración de sales es mayor que la de nuestro medio interno, por lo tanto, su concentración de electrolitos es mayor que la de nuestras células. Esto hace que una célula que se encuentre en una solución hipertónica pierda agua debido a la diferencia de presión osmótica hasta conseguir igualar ambas concentraciones, es decir, se produce una deshidratación de estas células. Mucho cuidado con estas bebidas, favorecen la perdida hídrica y la deshidratación, pero aumentan los niveles salinos.
Este tipo de bebidas consigue reponer rápidamente los minerales perdidos durante el ejercicio pero no hidratan nuestras células, por lo tanto se recomienda tomarlas una vez finalizado el entrenamiento y siempre controlando la cantidad para evitar la deshidratación. Otra situación en la que se recomienda este tipo de bebidas es en actividades deportivas que larga duración que requieren un aporte notable de energía y que se desarrollan en climas muy fríos en los que las pérdidas de líquido por sudoración son mínimas, aunque siempre controlando la cantidad a ingerir. Su contenido en azúcar es mayor de 8 gramos por cada 100 ml.


Si durante el entrenamiento hemos tomado la cantidad adecuada de bebida isotónica, al finalizar no hará falta recurrir a este tipo de bebidas ya que habremos repuesto los electrolitos que hemos ido perdiendo, tan solo hará falta si el entrenamiento ha sido en unas condiciones climatológicas muy adversas como altas temperaturas y humedad relativa del aire alta, o de muy larga duración.

Gracias y salu2.

viernes, 26 de mayo de 2017

Batido recuperador "Post-entreno"

Tras un entrenamiento y máxime si tenemos otra sesión en un plazo inferior a las doce horas de recuperación, es muy importante ayudar a nuestro cuerpo a que se recupere del esfuerzo realizado durante la sesión que hemos realizado.

Para ello el mejor momento son los veinte, como mucho treinta minutos posteriores a la finalización de la sesión, en ese tiempo tenemos abierta completamente la ventana metabólica, por lo que nuestro organismo asimila con mayor rapidez y facilidad todos los nutrientes que le aportemos.

El problema radica, a veces, en que no sabemos muy bien que debemos tomar para facilitar dicha recuperación. Pues bien, vamos a realizar un batido muy rico, fácil, rápido, nutritivo, digestivo y natural.

Batido recuperador.

Ingredientes.

  • Un plátano. (No banana)
  • Dos cucharadas de miel.
  • Dos o tres puñados de avena. (según lo espeso que se quiera y el esfuerzo realizado en la sesión finalizada)
  • Bebida vegetal al gusto (almendra, avena, soja, el equivalente a un vaso), 
  • Té verde (el equivalente a un vaso)
  • (Opcional) Se le puede añadir un cacito de proteína (WHEY) si queremos minimizar el catabolismo molecular, si el entrenamiento ha sido más basado en la fuerza que en la resistencia o si nuestro objetivo se encamina al desarrollo muscular.
Preparación.

No puede ser más sencillo.

Metemos todos los ingredientes en una batidora, ya sea de vaso o de brazo y lo batimos muy bien, comprobamos la textura hasta que esté a nuestro gusto, le podemos añadir algo más de líquido si lo queremos más ligero o de avena si lo queremos más espeso.

Gracias y saludos.