miércoles, 31 de mayo de 2017

Elaboración casera de bebidas isotónicas.



Como elaborar tu propia bebida isotónica casera: Para de este modo conseguir aumentar las reservas de minerales y de glucosa y reponer todo lo que se pierde durante el esfuerzo a través del sudor, ¡y ahorrar dinero!


Es importante el valor energético y la proveniencia de esa energía, pues si excedemos del 10% de energía "azucarada" dificultaremos el vaciado gástrico, propiciando problemas estomacales, por el contrario si ese porcentaje es inferior al 5%, el aporte que recibiremos será insuficiente.

Base líquida

El agua es la base de cualquier bebida isotónica ya que es uno de los mejores reconstituyentes para las personas que realizan ejercicio físico, ala vez que es la parte fundamental de nuestra composición corporal y está presente en, absolutamente, todas nuestras funciones vitales, aunque podemos usar como base té verde, o rojo en función del objetivo que persigamos y el gusto por uno u otro sabor.

Zumo natural

Lo ideal es exprimir el zumo de dos limones, dos pomelos o de dos naranjas y verterlo en la mezcla. No olvides que, aunque sea una bebida reconstituyente, también debe tener sabor. El zumo de fruta es mejor que sea de origen natural, de esta forma te asegurarás de mantener tu salud en perfectas condiciones y aportar vitaminas, a la vez que le das tu sabor preferido a la bebida.

Añade unas cucharaditas

Echa en la mezcla una cucharadita de sal marina sin refinar, de este modo cubrirás tus necesidades de yodo. Además, echa otra de bicarbonato sódico y, por último, dos de azúcar.

El sodio, el potasio y el calcio también mejoran el sabor de las bebidas, pero simplemente con los ingredientes anteriormente mencionados dispondrás de tu propia bebida isotónica, sana y barata, aunque un poco básica, es suficiente, si bien es obvio que se puede completar con otros minerales, con estos cubrirás tus necesidades .

Receta nº1
1 litro de agua.
450 mg de bicarbonato sódico.
450 mg de sal.
2 cucharadas de azúcar.
El zumo de dos pomelos.

Receta nº2
1 litro de agua.
50 gramos de azúcar.
1 cucharadita de bicarbonato de sodio.
1 cucharadita de sal.
El zumo de dos naranjas.

Receta nº3
1 litro de agua.
2 cucharadas de miel.
1 cucharada de sal marina.
1 cucharada de bicarbonato de sodio.
El zumo de 1 o 2 limones.

Receta nº4

½ Litro de agua.
1 cucharada de levadura de cerveza.
1 cucharada de germen de trigo.
2 cucharadas de miel.
1 cucharada de polvo de guaraná.

La receta número cuatro es además, un poco estimulante a causa del guaraná.

No olvides mezclar bien todo el contenido con una licuadora para evitar grumos y facilitar la disolución de todos los ingredientes.




Gracias y salu2.

No hay comentarios: