martes, 22 de noviembre de 2016

Principales ventajas e inconvenientes de las frutas.




Como todo en esta vida, las frutas y verduras tienen un "lado oscuro", si bien es cierto que su lado saludable es tremendamente superior al lado perjudicial, hoy intentaré arrojar algo de luz sobre este asunto.


                                    

Desde que somos muy jóvenes se nos enseña y educa en la idea de que comer fruta es muy beneficioso, y así es, pero no se suele hablar de los perjuicios que pueden acarrearnos. Siempre se dice que las frutas son beneficiosas a cualquier hora del día, pero ni todas las frutas son iguales, ni  tampoco todos los organismos/metabolismos lo son.

A veces por enfermedades, por intolerancia o por alergias algunas frutas pueden no estar siendo tan beneficiosas como creemos, pudiendo incluso, en algún caso concreto ser perjudicial. Si bien debemos reconocer que los beneficios de la fruta son inmensamente superiores a sus perjuicios y, desde luego muy superiores en beneficios a las "meriendas o snacks fáciles", bollería, alimentos procesados, etc... 

La mejor hora para el consumo de la mayoría de las frutas es durante el día, pues por la noche pueden ocasionar estreñimiento o malestar. Sobre todo si se trata de frutas "pesadas" o con alto poder calórico. 

Hay frutas muy azucaradas ricas en hidratos de carbono, como el mango o la chirimoya. Su consumo diario puede llegar a engordar. Lo importante es saber equilibrar las raciones y el tipo de frutas en determinados horarios.

                                           


 El consumo ideal debería ser de cuatro a cinco raciones al día, hasta aquí estaremos todos de acuerdo y es mundialmente reconocido.


Veamos sus ventajas e inconvenientes:

Beneficios. 

Las frutas deben ser consideradas como grandes "cuidadoras" para la salud, por los nutrientes que contienen y nos aportan. Sus aportes nutricionales se realizan sin alterar ni modificar la composición de los mismos mediante procesos químicos, mecánicos, ni térmicos. La cocción de las frutas, por ejemplo compotas, no alteran la composición nutricional de las mismas, a menos que se añadamos azúcares u otros productos.

La ingestión de frutas realizada unos veinte minutos antes de las comidas hacen que nuestro apetito disminuya a causa de la cantidad de fibra y líquido que nos aportan, además al ser un alimento no procesado, prepara a nuestro aparato digestivo para la ingestión de otros alimentos más complejos y preparados, facilitando así la digestión de los mismos. Del mismo modo y por el mismo motivo la ingestión de frutas y verduras crudas nos servirán como saciante entre horas y aporte de nutrientes de calidad.


Las defensas de nuestro organismo, debido al bajo contenido calórico, alto contenido mineral y el importante aporte de líquido que realiza a nuestro organismo se ven también muy beneficiadas por la ingestión de frutas y verduras, sobre todo si se coman crudas.


En la piel de las frutas se encuentran una gran cantidad de vitaminas que perderemos al pelarlas, por lo que, siempre que sea posible es aconsejable consumirlas enteras, excepto las peras. esta fruta tiene una piel porosa que retiene pesticidas y otros productos poco recomendables. Además el comer la fruta "a mordiscos" es un buen trabajo para nuestra dentadura la cual con este simple acto, se mantiene fuerte por la fuerza que deben hacer para "romper" las piezas de fruta.



Perjuicios.

Las frutas ácidas como los son cítricos, si se consumen en exceso, pueden perjudicar el estómago y la dentadura. Los limones y pomelos manchan y atacan el esmalte si tras su consumo no se realiza una adecuada limpieza dentaria. Una forma de minimizar esto es realizar el consumo de las frutas de este tipo mediante zumos, aunque de esta forma se pierde parte de la fibra.




Las naranjas ácidas pueden provocar problemas mediante el periodo menstrual, o si se padecen  enfermedades crónicas del estómago, estrechez uretral, hipersensibilidad nerviosa, debilidad extrema o estreñimiento en personas débiles. Las personas de estómago delicado deben utilizar estas naranjas con mucha moderación o incluso, si es posible, evitarlas en su totalidad.

Estreñimiento y diarrea. Los plátanos si no están completamente maduros son perjudiciales, especialmente para los niños, porque ocasionan sequedad de vientre. Si se consumen de noche al igual que el melón, pueden ser perjudiciales para la digestión. 

En cualquier caso la fruta siempre, SIEMPRE, a de lavarse bien y de forma concienzuda o, si no es posible, pelarla.


En el enlace adjunto del supermercado "Eroski" podéis comprobar el valor nutricional de cada fruta, sus propiedades y otras muchas curiosidades respecto a ellas: http://frutas.consumer.es/


Gracias y salu2.





No hay comentarios: