domingo, 13 de noviembre de 2016

Como limpiar las zapatillas de correr.

Partamos de la base de que las zapatillas de entrenamiento o de competición, no son para salir a tomar "copas" por lo que aunque estén un poco sucias, no pasa nada, es normal que tengan polvo o algo de suciedad del uso, pero tampoco es plan llevarlas en modo "barrizal". Si hay más tierra o barro en tus zapatillas que en tus macetas, vamos a ver como limpiarlas.

Correr con lluvia puede hacer que tus zapatillas se ensucien con rapidez, máxime si corremos por caminos, tierra o campo a través. Pero unos minutos de limpieza pueden recuperar su aspecto original y es muy rápido, además de fácil.



Vamos al lío:

1. Si es posible, retira las plantillas y lávalas por separado.


2. La suciedad de la superficie se puede limpiar con un cepillo de dientes, un poco de agua caliente y jabón anti grasa, lavavajillas es perfecto por la grasa o aceite, principalmente si se usan en carretera, por que los vehículos siempre dejan algo en el asfalto.



3. Deja que se sequen de manera natural, "al aire"; no pongas las zapatillas en el radiador pues el calor directo deforma la estructura de la zapatilla perjudicando, y mucho, las características de las mismas. Para acelerar el proceso puedes rellenarlas de papel de periódico que resulta muy absorbente y no es perjudicial. Unas zapatillas tardan, aproximadamente, unas doce horas en secarse.



Unas zapatillas sucias pueden parecer muy desgastadas, mucho más de lo que realmente están, por lo que no nos debemos fiar sólo de la imagen, si no que, principalmente, debemos fijarnos en el desgaste de la suela, el "EVA" y otras partes, tal y como he comentado en algún "post" específico al respecto.


Gracias y salu2.



No hay comentarios: