viernes, 20 de noviembre de 2015

Inicio de la pretemporada.

Foto de Lanzarote 2015.
 

Bueno, pues ya toca, por fin, volver a entrenar. Siendo objetivo, tengo mucho camino por recorrer, hace dos años estaba francamente bien, incluso el pasado año no iba mal, pero "algo" me lo truncó todo y he tenido que parar cuatro meses y pico.

Pero eso ya es pasado, hay que mirar al frente y tirar siempre hacia delante, no será fácil y soy consciente de que me quedan días muy duros tanto física, como mentalmente, días en los que lo único que me apetecerá es dejarlo todo, días de sinsabores y frustraciones, días malos... pero también me quedan ´días buenos y muy buenos, días en los que todo salga como está previsto, días en los que el crono, las ppm y las sensaciones acompañen, serán esos días los que hagan que la balanza esté equilibrada y todo merezca la pena.

De momento estoy sólo inscrito a una prueba y para ella falta mucho, por supuesto hay que completar mucho el calendario de carreras, pero esto me llevará tiempo y, prisa no tengo, disfrutar se ha convertido en lo principal, si se mejoran marcas o logran buenos resultados, mejor que mejor, pero si no... al menos disfrutar.

Noviembre está siendo un mes de transición, un mes en el que toca volver a tomar contacto con la piscina, la bici, la carrera y el gimnasio. Un mes de agujetas constantes y de recuperar la memoria que, dicen, tiene el cuerpo (espero que eso sea, al menos, un poco cierto, si no... BUUUFFF!!! Lo que me espera)

Gracias y salu2.

No hay comentarios: