martes, 24 de enero de 2017

Endulzantes alternativos al azúcar blanco.



El azúcar blanco está presente en nuestra alimentación de forma casi incontrolada y consumimos mucho más del que creemos y, sin embargo, no nos aporta ningún beneficio y a la larga puede ocasionarnos problemas de salud.


Veamos las diversas posibilidades saludables y naturales que el mercado nos ofrece para endulzar nuestros alimentos, incluso recetas aportando, además, numerosas propiedades para la salud, también veremos las más recomendadas para diabéticos, personas con sobrepeso, etc. ¿Conocéis las melazas, la estevia, los siropes, la panela, entre otras muchas opciones?

Azúcar moreno, integral o de caña.

El azúcar moreno es una de las opciones más conocidas y más fáciles de encontrar, ya que también lo venden en supermercados. Este azúcar no está refinado, a diferencia del blanco, por lo que contiene las vitaminas (Vitamina A, Vitamina B1, Vitamina B2…) y minerales naturales de la caña de azúcar o la remolacha. Pero dependerá también del proceso realizado, ya que algunas marcas comercializan azúcar blanco con un ligero color tostado que es en realidad azúcar blanco al que se le ha añadido un poco de extracto de melaza. Este es el azúcar más recomendable para usarlo en recetas como bizcochos y dulces, ya que es económico y más saludable, pero para endulzar optaremos preferiblemente por los siguientes endulzantes.




Panela
La panela se obtiene al evaporar los jugos de la caña de azúcar. Se consume mucho en latinoamérica y, de igual manera que la miel, tiene efectos balsámicos y expectorantes, por lo que es un remedio medicinal ideal para tomar con agua caliente y limón en casos de resfriados, gripes, dolor de garganta, etc. Además, contiene 50 veces más minerales que el azúcar refinado, entre los que destacan el calcio, el potasio, el magnesio, el cobre, el hierro o el fósforo.

                                     


Miel de abeja

La miel de abeja, además de endulzar 25 veces más que el azúcar, dar un sabor delicioso y ser un alimento muy nutritivo, es conocida como un antibiótico natural. Tiene numerosas propiedades: antisépticas, fortificantes, calmantes, laxantes, diuréticas y bactericidas. Se recomienda tomar una cucharadita al día, sola o mezclada con zumo, yogur, infusión. Es importante consumir miel ecológica cruda para que realmente tenga todas sus propiedades y es importante mencionar que la aplicación de calor directo le hace perder parte de sus propiedades. Como curiosidad decir que en casos de heridas y quemaduras podemos aplicar un poquito de miel encima para ayudar a su curación.



                                                       



Miel de caña
La miel de caña o melaza se obtiene de la caña de azúcar, y se la denomina “miel” por su semejanza con la de la abeja, a pesar de que suele tener un color más oscuro y un sabor más fuerte. De hecho, cuanto más oscuro es su color, más propiedades tiene.

Es rica en minerales y vitaminas, por lo que se recomienda a deportistas, niños, personas con anemia, agotamiento, estrés, etc.



                                                      

Estevia
La estevia es un milagro de la naturaleza. Esta planta de origen paraguayo tiene la propiedad de endulzar mucho más que el azúcar y aportando numerosos beneficios para nuestra salud: es ligeramente hipotensora, mejora la salud dental, mejora la circulación, es digestiva, etc.

La estevia no tiene calorías, por lo que es ideal en personas que siguen dietas de adelgazamiento.

Además, es excelente para las personas diabéticas, no sólo porque no altera los niveles de azúcar en sangre, sino también porque se ha demostrado que en muchos casos puede ayudar a regularlos naturalmente, tomando tres infusiones diarias de estevia.

Para beneficiarnos de sus propiedades la tomaremos en polvo o extracto puro, o bien directamente consumiendo las hojas de la planta. Si queremos endulzar pero sin el sabor característico de la planta, similar al regaliz, podemos adquirir un extracto purificado (de color transparente). Aunque éste no será tan terapéutico, nos permitirá endulzar sin aportar calorías y sin los efectos dañinos del azúcar o los edulcorantes artificiales como el aspartamo.




Sirope de ágave.

El sirope de agave, que se extrae de un tipo de cactus, tiene una textura similar a la miel y un sabor dulce pero suave. Este endulzante también es ideal para diabéticos, consumido siempre con moderación, ya que tiene un índice glicémico bajo
Como los anteriores endulzantes, éste también posee múltiples propiedades beneficiosas, pero tenemos que asegurarnos de que se ha procesado en crudo y no a altas temperaturas.

Es ideal para endulzar infusiones, zumos, batidos, etc. y también puede sustituir al azúcar en muchas recetas.




Gracias y salu2.

2 comentarios:

Ruben dijo...

Realmente, soy un consumidor de miel de abeja, y huyo del azúcar refinado. La pregunta es si estas alternativas están disponibles para su adquisición en supermercados en herboristerías?

Anónimo dijo...

otro plagio más

https://mejorconsalud.com/conoce-los-distintos-endulzantes-naturales-y-saludables/