martes, 10 de marzo de 2009

Las desgracias nunca vienen solas.

Es un refrán pero en mi caso se ha convertido en realidad, ahora que he curado la gipe y tras unas semanas arrastrando unas molestias/dolores, hoy me he rendido a la evidencia de que no iban a mejorar por si solas y he acudido al médico deportivo, el diagnóstico ha sido: tendinitis del Piramidal y del Glúteo Menor, tratamiento: dos semanas de reposo, aplicar frio en la zona afectada, calentar bien antes del ejercicio y estirar, tanto tras el entreno como cuando tenga un ratillo libre, además de momento diez sesiones de rehabilitación, respecto a correr, elíptica o algo similar en ese tiempo ni hablar, me permite nadar y montar en bici con poco desarrollo y cadencia media, pero sin levantarme del sillín para nada, , al finalizar estás diez sesiones volveré a consulta y espero que todo esté ya recuperado, y os iré contando como evoluciona la lesión y que tal la fisioterapia y recuperación de la misma.



Gracias y salu2.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Zahorí, que te das mucha más cera de la que hace falta. Entrenar bien no es entrenar más. Estás en un deporte de tres disciplinas que se complementan mucho más de lo que piensas.
José Luis.

zahori.13 dijo...

Ok gracias, lo tendré muy en cuenta.

Salu2.