miércoles, 9 de mayo de 2012

Crónica del Medio Im de Lisboa.


Imagen de la salida de la T-2


El día comenzó temprano a las 5:50, no fue una buena noche, apenas dormí y cuando lo hice no fue un sueño profundo, pero llegó la hora y había que ponerse en marcha, como el día anterior ya habíamos dejado preparado todo el material, bici, dorsales, casco, etc… Sólo nos quedaba desayunar e ir para la zona de boxes, los abrían a las 5:30 y se podía acceder hasta las 7:00 y para preparar el material de transiciones hasta las 7:20. En la zona de boxes me encontré con Antonio, Frankcis y algún otro compañero, Pablo, etc… Los nervios habituales fueron dejando paso a la calma tensa, (esa que no se nota pero va por dentro), a eso de las 7:45, nos encaminamos hacia la salida, ya había triatletas nadando, pero a mí no me apetecía mojarme antes de lo necesario por lo que esperamos hasta que avisaron para ir haciendo agua y aproximarnos a la línea de salida. Me situé en la parte interior del grupo, suena la bocina y… ALLÁ VAMOS!!!

El recorrido de natación consta de dos vueltas a un circuito “cerrado”, pero de agua salada, la primera vuelta me la tomo con calma pues suele ser al principio de carrera cuando los nervios están más flor de piel y se rifan más golpes, terminamos la primera vuelta y al empezar la segunda que ya el grupo está estirado, aprieto un poco el ritmo y gano algunos puestos, afortunadamente en esta ocasión me libré de golpes y peleas, apenas algún forcejeo y poco más, hasta el agua estaba bien de temperatura, tras una natación con buenas sensaciones y contento de cómo me he visto llego de nuevo a la alfombra y encaro la T-1, al llegar a mi puesto en el box, veo muchas bicis, eso está bien, he salido bien del agua, la T-1 se me ha atragantado un poco y he perdido algo más de tiempo del deseado. Una vez puestos los calcetines, el casco, las gafas, las zapatillas y el portadorsal, me lio al guardarme los geles y las barritas, pero ya hecho esto cojo la bici, corro hacia la línea de montaje y salto sobre la bici, los primeros metros son de adoquines y me llevo un susto al colarse la rueda entre dos de ellos, para colmo veo a varios corredores que habían pinchado en este tramo de apenas 200 m., salgo a la carretera, muchos espectadores gritan y jalean a nuestro paso, eso anima a cualquiera. Ya una vez en ruta, me agarro al acople y alcanzo pronto mi cadencia y velocidad de carrera, el circuito de bici se componía de subibajas continuos pero suaves, a excepción de tres cambios de nivel un poco más representativos y un subida un poco antes del punto de giro de unos 1500 m. que picaba algo más, al llegar arribe giro de 180º y volvemos sobre nuestros pasos, a la vuelta y ya totalmente estabilizado las sensaciones son muy buenas, ruedo cómodo a unos 38/40 km/h. pasa la primera vuelta y en la segunda veo a Sandra que ya está en el tramo de bici e iba realmente bien. Las vueltas van pasando y los km. cayendo, me pasa alguna bici, pero son más a las que yo supero, esto va bien!!! Que bien sienta superar a bicis de las cuales las ruedas valen más que mi bici entera, fueron varias las cabras que dejé atrás en el llano, pero sobre todo en las subidas, ahí es donde lo pasaban mal. Tras 88’7 km. de bici llego a las proximidades de la zona T-2 y cuando voy a entrar en la alfombra, mientras que quito los velcros de las zapas y pongo los pies sobre ellas, noto algo raro en la rueda delantera, nada importante, me bajo de la bici y a correr hasta mi puesto, llego a él, suelto la bici y el casco, me pongo la gorra, giro el dorsal y a correr, esta T-2 me ha salido bastante bien. Ya en carrera los primeros 4 km. son raros, llevaba un pie dormido y hasta el km. 5 no decidió dar señales de vida, en el km. 7 me tomo un gel con cafeína a pequeños sorbos, de momento voy superando a corredores poco a poco pues llevábamos un ritmo bastante similar, a partir del km. 13 me sentí genial, pude apretar un poco y me crucé con Frankcis y con Sandra que iban juntos y a buen ritmo, en el km. 16 pasé a Antonio que, aunque sólo, iba bien. Con respecto a los corredores y los puntos que había tomado de referencia mantenía las diferencias y hasta las aumentaba ligeramente. Los últimos 3 km. de carrera fueron una gozada, el saber que ya estaba hecho, que la meta ya estaba ahí da alas para disfrutar esos últimos km. como si fueses campeón, y no lo somos, pero la organización no, pero para nosotros somos lo más grande, sólo nosotros sabemos lo que nos ha costado llegar ahí, las horas de entreno realizadas, de sueño perdido, de no ir tal o cual sitio por que hay que entrenar y eso… NOS HACE CAMPEONES!!!, no quito mérito a los que ganan ni mucho menos, pero somos los populares y no los profesionales los que conocemos esa sensación de aunar familia, trabajo, entrenamiento y demás… Al final crucé meta en 4h. 37’ más que contento eufórico y tras saborear esa sensación… tocaron las lágrimas de costumbre, sentado en una silla, exhausto, desecho, pero tremendamente feliz y satisfecho, mis ojos, nuevamente se llenaron de lágrimas, otra meta lograda, otro esfuerzo recompensado, otra victoria sobre mi mismo!!!

Tiempo de la natación: 32' 49"

T-1: 3' 34"

Tiempo de la bici: 2h. 31' 09"

T-2: 2' 16"

Tiempo de la carrera a pie: 1h 28' 07".

Posición 38º de la general y 8º de mi categoría.

Tras el masaje, comer y beber algo me fui a buscar a Sandra, le acompañé todo lo que el reglamento y mis piernas me permitieron jaleando a todos esos HEROES y HEROINAS que sufren horas y más horas, que realmente se ganan, aunque no lo logren el título de Finisher, en concreto me llamó mucho la atención un triatleta, al que acompañé hasta la meta cuando iba a esperar a Sandra y al que le quedaban dos vueltas (10 km) por correr, iba a 7 min. /km., e iba totalmente hundido por su soledad y con las piernas completamente acalambradas, espero que acabase, los minutos que pasé con él lo convirtieron en un referente para mi, su única ambición era llegar a la meta para poder cruzarla con su hija de apenas unos meses de vida, perdón por la expresión pero… iba realmente jodido y no se paraba, tenía que llegar por y para su niña!!! Repito, espero y deseo que llegase, se lo merece muchísimo, ese sí que es un héroe y un sufrido triatleta. No lo vi más pero nunca lo olvidaré. Al llegar a meta yo me quedé para ver llegar a Sandra, pero él le dio un beso a su mujer y a su niña y se encaminó hacia su siguiente vuelta, sólo pude desearle lo mejor, mucha suerte y gritarle unas palabras que a mi me gritaron hace años y que nunca olvido, ojalá le sirviesen…

Sandra aparece en la recta de llegada, se encamina hacia la meta, ya no sólo de la carrera, sino también de un proyecto, es su momento, lo disfruta y lo saborea, se la ve feliz, radiante, hace pocas semanas no podía ni correr, y hoy cruza la meta de un Medio IM!!! Otra heroína con un gran espíritu de sacrificio y de superación.

LO HA LOGRADO!!! CRUZA LA META EN POCO MÁS DE 6 HORAS!!! ES FINISHER!!!

MI CAMPEONA!!!

Entre tanto muchos triatletas anónimos siguen corriendo, algunos de ellos saben que probablemente no entren en tiempo o no acaben por lesión, pero no se paran… Siguen y seguirán por que por encima de todo está su objetivo, y aún hay quien dice… ¡¡¡QUÉ PASADA LOS PROS!!! Que va señores, los pros tienen mucho mérito, pero estos triatletas tienen además, mucho valor y abnegación.

Desde aquí quiero felicitar a tod@s y tod@s los que participan en carreras aunque no terminen, pues hay que tener mucho valor para afrontar algo que quizá nos supere y nos derrote, pero aún así lo hacemos.

GRACIAS A TOD@S Y FELICIDADES!!!!

4 comentarios:

Jose Juan Anton dijo...

Tiempazo máquina, y muy buena media maratón.

Salu2

Javi dijo...

Enhorabuena crack!! Menudo tiempazo y efectivamente menuda carrera a pie! Felicidades.
Un saludo.

zahori.13 dijo...

GRACIAS!!!!

Triglobero dijo...

En estas pruebas te garantizo que no ganan los segundos o terceros en muchos casos hundidos por no ser campeones,msino los últimos, ellos si que ganan los que hienden a la prueba y por eso conquistaran la suerte de ser felices.