viernes, 10 de abril de 2015

Crónica de la Tilenus Bike Xtrem 2015.

Tras muuuchos meses sin colocarme un dorsal ya tenía ganas de hacerlo y no podía ser en un mejor marco. Esta es una prueba perfectamente organizada y ya consolidada. No es competitivamente propiamente dicha, pero cuando se juntan dos o más personas que practican el mismo deporte... Ya sabéis... A TOPE!!!!

La prueba empezó temprano y con un día bastante fresco, lo cual es bueno, salí hacia la mitad del grupo, por delante "las liebres" iban que se las pelaban. Pero esa no era mi carrera, ni mi ritmo, a los 10/15' ya tenía mi ritmo cogido y en el me mantuve durante toda la prueba.

Hay dos opciones de recorrido, la prueba corta (58 km's) y la prueba larga (77 km's), yo hice la segunda, nunca se me ha dado bien bajar, "tiro mucho de freno" y eso me penaliza enormemente en este tipo de pruebas, así que, sobre todo,  en los llanos y algo en las subidas toca apretar un poco más para minimizar la pérdida de tiempo de las bajadas.

Pronto, hacia el km. 6/7 nos juntamos tres ciclistas que hicimos parte del recorrido juntos, se me iban en las bajadas, los cogía en los llanos e íbamos juntos subiendo, lo cierto es que esta compañía hizo el trayecto más llevadero.

En las subidas al "Saguiñal" y, sobre todo a "La Rasa", que de rasa, sólo tiene el nombre ya el calor era importante, así que a ritmo y sin "regalar" demasiado iban cayendo los km's de subida.

Llegué a esta prueba con las piernas muy cargadas de las semanas previas de entrenamientos, pero mi objetivo no son este tipo de carreras, estas pruebas son entrenamientos de calidad para valorar como van los entrenamientos y días como el de hoy dan mucha confianza de cara a lo que queda por venir.
Afortunadamente no soy de beber demasiado y de comer, como lo justo, pues hacia el km. 55 aproximadamente, perdí el bidón y ya toco ir "de secano" hasta la meta. Se me rompió el portabidón, cosa de la que me di cuenta al llegar a meta y perdí el bote, pero no era plan parar a buscarlo, entre lo peligroso de la zona donde creo haberlo perdido y que apenas quedaban 20 km's. decidí seguir sin él.

Las subidas seguían yéndome bien, las bajadas seguían yéndome mal y en los llanos era mejor me encontraba, excepto en la parte final, donde el trayecto se mete por un sendero muy "revirado" y técnico, lo cual para mi es horrible, pues mi técnica sobre la bici es nula. Ahí es donde más torpe me vi y donde más tiempo "perdí".
La bici se comportó de maravilla, mi mayor temor era una avería, pinchazo o similar, pero, por suerte, nada de eso ocurrió y todo fue "sobre ruedas" nunca mejor dicho... JOJOJOJOJOJO.

Al llegar a meta la organización de la prueba siempre nos sorprende con una comida post- carrera, digna de mil elogios. Empanada, bocadillos, gominolas, Pasta con atún y tomate, tortilla de patatas, fruta, pasteles y mil tipos de bebidas frías.

Me vine para casa muy contento con el resultado y sobre todo con las sensaciones, al final 78 km's por GPS y 4h. 02', con unas PPM. AVG. de 132 y PPM. MAX. de 168.

Gracias y salu2.




No hay comentarios: