viernes, 29 de enero de 2016

Vamos a ver... Cervezas después de correr... ¿¿Si, o no??





Lo cierto es que según que estudios leas y a quien le hagas caso, la cerveza puede ser "la panacea" o estar entre los peores inventos de la historia de la humanidad.
La verdad es que no hay ninguna respuesta verídica al 100%, nadie ha demostrado científica y definitivamente que haya una respuesta fidedigna para esta pregunta. Y como a todos, o a casi todos, nos gusta tomarnos una caña de vez en cuando... este es un tema muy popular y controvertido. ¿Beber cerveza o no?: he ahí a la cuestión.
Este debate llegó, ni más ni menos, que hasta el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que, junto con la Facultad de Medicina de la Universidad de Granada, realizó un estudio llamado "Idoneidad de la cerveza en la recuperación del metabolismo de los deportistas" en el que se concluía que la cerveza debido a su composición, características organolépticas y su bajo contenido alcohólico y calórico, "ingerida en dosis moderadas por personas adultas habituadas a su consumo, puede suponer una alternativa para rehidratarse tras la práctica deportiva". Además debemos tener en cuenta su gran poder dirético.
O sea, lo que viene a decir este estudio, que tuvo en su momento una gran repercusión en el mundo "runner" en Estados Unidos, es que la cerveza, al estar fabricada en un 95% por agua, es buena para llevar a cabo la rehidratación después de correr, ya que el cuerpo necesita sales minerales y antioxidantes para recuperar la fatiga muscular y reponer lo gastado con la práctica deportiva. No obstante, la cerveza no es mejor ni peor que el agua para rehidratarse, simplemente, el efecto es el mismo. Aunque, obviamente donde esté una "cañita"...
Hasta este punto vale, más o menos, todos de acuerda, pero... ¿qué ocurre con el alcohol de la cerveza? ¿No engorda?
Por supuesto, este ha sido otro de los apartados clave en los que se han centrado los investigadores a la hora de estudiar los beneficios de la cerveza como fuente de hidratación. En este apartado, el Presidente del Comité Científico de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (SEDCA) concluye en el estudio "La hidratación en los mayores, la cerveza como bebida hidratante" que las bebidas alcohólicas no se recomiendan, en general, como un recurso para hidratarse.
Sin embargo, la cerveza consumida por adultos sanos con moderación y responsabilidad, también puede contribuir a la hidratación dado su bajo contenido en alcohol y la presencia de nutrientes (minerales y vitaminas del grupo B, sobre todo) y sustancias antioxidantes.
Por si fueran pocas buenas noticias para los amantes del "running" y de la cerveza, en este estudio también se indica que, como máximo, el número de cervezas diarias recomendadas tiene que ser de 2-3 cañas para los varones y 1-2 para las mujeres y, lo más importante, deben ir siempre acompañadas de alimentos. Así que esas "tapitas" por que la cerveza sola "no sabe"... SEAN BIENVENIDAS!!!!
Así pues, mientras ningún otro estudio diga lo contrario, y nos convenza "muy mucho de ello" parece que tenemos permiso para salir a correr con la bendita excusa – que muy bienvenida sea – de tomar una caña después con nuestros compañeros de kilómetros.
De igual modo para aquellos que las cerveza "no sea santo de su devoción" pero que si les guste con un poco de limón... TAMBIÉN ESTÁN DE ENHORABUENA!!! Pues al añadirle algo de refresco a la cerveza, lo que hacemos es añadirle, aunque sea poco, una muestra de zumo de limón.
Por lo cual, y concluyendo... Disfrutemos de nuestros entrenamientos y "premiémonos" con una caña por lo bien que lo hemos hecho. Eso si, siempre con moderación y sentido común.

Como apunte personal, quiero dejar claro que mi cerveza predilecta es... Estrella Galicia 1906.
Gracias y salu2.

No hay comentarios: